Mi Buenos Aires Querido

Población y costumbres de la Argentina

População Argentina / Población Argentina

Argentina es un país formado por culturas bastante diversas, resultantes de sucesivos procesos inmigratorios. Sin embargo, existen fuertes costumbres que unen a sus habitantes y dan forma a su identidad nacional. Abajo vas a poder conocer un poco más sobre las principales características de la población argentina:

Ver también: Arte y cultura de la Argentina


Perfil demográfico de la Argentina

Población

La población de la Argentina se estimó en alrededor de 43 millones de habitantes en 2015, de los cuales más del 30% reside en el área metropolitana del Gran Buenos Aires. Esa concentración contrasta con la baja densidad demográfica predominante en otras regiones del país, principalmente en la Patagonia.

Composición étnica

El origen de la población argentina estuvo fuertemente marcado por diversas corrientes inmigratorias provenientes de Europa que se instalaron en masa en el país entre 1860 e 1955. El gran flujo de extranjeros, en su mayoría italianos, españoles y alemanes, vino a complementar la entonces modesta población local compuesta por indígenas nativos, esclavos africanos y colonizadores españoles.

Desde mediados del siglo XX, la composición étnica de Argentina fue mayormente influenciada por la inmigración desde países limítrofes como Paraguay, Bolivia, Chile y Perú y, en menor medida, por corrientes asiáticas provenientes sobretodo de China y Corea del Sur.

Se suele utilizar el término “crisol de razas” para referirse a la heterogeneidad y harmoniosa convivencia entre las diferentes culturas.

Religión

Existe amplia libertad de culto en el país, la cual está garantizada por la Constitución Nacional. Sin embargo, no existen datos precisos sobre las características religiosas de la población debido a que ese ítem no está incluido en los censos nacionales. De cualquier forma, se estima que alrededor del 92% de la población haya sido bautizada en la religión católica apostólica romana, mientras que un 2% serían protestantes, 2% judíos y 4% otras categorías.

La elección del Papa Francisco como primer papa no europeo en marzo del 2013 renovó la fe de los católicos en todo el mundo y tuvo enorme repercusión en la Argentina, tierra de origen del entonces cardenal Jorge Bergoglio.

También es interesante mencionar que la comunidad judía argentina es la más grande de Latinoamérica (casi el doble que la brasileña), y la séptima más grande del mundo después de Israel, Estados Unidos, Francia, Canadá, Inglaterra y Rusia.

Nivel de vida

Tradicionalmente, Argentina ha sido considerada uno de los países latinoamericanos con mejor calidad de vida. Aunque algunos indicadores hayan sufrido un deterioro en las últimas décadas, el país sigue pudiendo ostentar una de las menores tasas de analfabetismo (1,9% en 2010) y de mortalidad infantil (10,6 por 1.000 en 2014) de América Latina, además de una alta esperanza de vida al nacer (76,3 años en promedio en 2015), entre otros indicadores favorables.


Idioma español en la Argentina

População Argentina / Población argentina

Cómo olvidarte en esta queja,
cafetín de Buenos Aires,
si sos lo único en la vida
que se pareció a mi vieja…
En tu mezcla milagrosa
de sabihondos y suicidas,
yo aprendí filosofía… dados… timba…
y la poesía cruel de no pensar más en mí.

Cafetín de Buenos Aires
(E. Discepolo, M. Mores)

Particularidades

El idioma oficial es el español (o castellano, como los argentinos prefieren llamarlo), aunque algunas lenguas indígenas también se hablan en el interior do país, como el guaraní o  el quéchua. Las principales particularidades del castellano hablado en Buenos Aires, y en gran parte de la Argentina y del Uruguay, son:

“Vos”

El uso del pronombre “vos” (“tu”) es una característica típica del modo de hablar de los argentinos, aunque en algunas regiones del norte del país se conserva el uso del “tu”. El pronombre “vos” tambiém lleva a conjugar los verbos de forma más regular que en el español tradicional: el equivalente a “tu puedes” es “vos podés“, a “tu tienes” es “vos tenés“, y así sucesivamente. La principal excepción es el verbo ser, ya que “tu eres” corresponde a “vos sos”.

“Y” y “ll”

Las letras “y” y “ll” se pronuncian en Buenos Aires y en muchos lugares de la Argentina como una mezcla entre los fonemas “j” del francés o del portugués y “sh” del inglés, en vez del fonema “yi” utilizado en español clásico. Por ejemplo, “calle” se pronuncia en forma similar a cashe” en vez de “cayie”, y “ayuda” se pronuncia en forma similar a “ashuda” en vez de “ayiuda”. En otras regiones del país las mismas letras pueden adquirir sonidos bastante diferentes.

“Che” y “boludo”

El vocativo “che” es una forma común de referirse al otro, sin ningún significado específico pero indicando cierta cercanía con el interlocutor. Una frase cotidiana podría ser “Che, ¿nos vemos el sábado?”. Por otro lado, la transformación del adjetivo peyorativo “boludo” (o “boluda”) en vocativo amistoso es mucho más reciente y su uso es aún más informal que el del “che”, aunque no por eso menos característico. Un ejemplo sería el ya clásico saludo “¿Qué hacés, boludo?” o aún la combinación de ambos vocativos como en “Che, boludo, contame cómo te fue en el viaje”.

Lunfardo

El lunfardo es una jerga porteña que se encuentra ampliamente diseminada en muchas partes de la Argentina y del Uruguay. En menor medida, también llegó a países cercanos como Brasil por influencia cultural.

Nacido a fines del siglo XIX, el origen del lunfardo se confunde con el del tango, habiendo sido influenciado por el mismo ambiente marginal de los barrios pobres, debido a la convivencia forzosa entre los inmigrantes y la población local. Su estructura se nutre del reemplazo de palabras castellanas por términos provenientes de diversos idiomas y dialectos extranjeros, cuyo significado sería posteriormente modificado.

Un elemento característico del lunfardo es invertir las sílabas de algunas palabras en particular. Así, tango se convierte en gotán, mujer en jermu, pagar en garpar, entre varios otros ejemplos.

Pequeño diccionario de lunfardo y jergas argentinas
afanarrobar
atorrante (atorranta)
caradura, holgazán
bajónuna lástima; resaca; depresión
berretabarato y de mala calidad
birracerveza
un cachoun pedazo, un poco
la cana; un canala policía; un policía
currorebusque, trabajo fácil
chabón
muchacho
chamuyo
labia, charla barata
chantavivo, aprovechador
chorro (chorra)
ladrón, delincuente
fasocigarrillo; cigarrillo de marihuana
fulerofeo
gamba; una gambapierna; cien pesos
un gilun tonto
¡guarda!¡cuidado!
guitadinero, lana
laburar; un laburo
trabajar; un trabajo
una luca; una luca verde
mil pesos; mil dólares
un mango
un peso
matinamañana
milicomilitar
minamujer, muchacha
morfar; la morficomer; la comida
otarioidiota, estúpido
un palo; un palo verde
un millón de pesos; un millón de dólares
pibe (piba)
muchacho, niño
piolavivo; práctico
platadinero
quilombolío, confusión
timbajuego de azar
truchofalso, de mala calidad
viejo (vieja)
viejo; padre (madre)
yeta
alguien que trae mala suerte
yuta
policía
zafarescapar, liberarse


Deportes en la Argentina

El fútbol es, sin duda alguna, el deporte más popular en la Argentina y también el que despierta mayores pasiones. Los dos principales equipos son los archienemigos Boca Juniors y River Plate, protagonistas del “superclásico” porteño. Otros clubs importantes son Vélez, Racing, San Lorenzo, Independiente, Banfield, Estudiantes, Rosario Central.  Además, de Argentina han salido nada menos que dos de las mayores estrellas de fútbol de todos los tiempos: Diego Maradona en los años 80 y 90 y Lionel Messi en la actualidad. En lo que respecta a títulos, Argentina tiene en su haber dos mundiales de la FIFA (Argentina 1978 y México 1986) y dos medallas de oro olímpicas (Atenas 2004 y Pekín 2008).

El tenis es otro deporte en el que los argentinos siempre se han destacado, pese a que su popularidad es más limitada en comparación con el fútbol. Guillermo Vilas y Gabriela Sabatini son los clásicos campeones. En últimos años, los dueños de la raqueta han sido Juan Martín Del Potro (líder en la conquista de la primera Copa Davis para la Argentina en 2016), Juan “Pico” Mónaco, David Nalbandian, entre varios otros.

Los argentinos también son líderes en diversos deportes considerados de élite, como el polo (equipos “Ellerstina” y “La Dolfina”, predominio mundial), rugby (“Los Pumas”, entre los 10 mejores del mundo) y hockey sobre césped femenino (“Las Leonas”, bicampeonas mundiales).

Vale mencionar que el automovilismo es una disciplina bastante popular en la Argentina, en parte gracias al legado del primer pentacampeón de Formula 1 del mundo, “el maestro” Juan Manuel Fangio. También se ha observado un resurgimiento del básquet gracias al ídolo Manu Ginóbili, campeón en la NBA.


Comidas típicas de la Argentina

Platos típicos
CarneCarne argentinaLa carne vacuna es, por excelencia, la base alimentaria de los argentinos. El asado representa un verdadero ritual cuando familia y amigos se reúnen. Además de la carne en sí, es común asar chorizo, morcilla, riñones, molleja y chinchulines: la famosa parillada. Como acompañamiento, pan y ensalada. Por otro lado, las milanesas (finos bifes rebozados) son el plato más popular en el día a día.
PastaPasta argentinaCon una presencia tan fuerte como las carnes, las tradicionales pastas italianas se destacan. Las variedades preferidas son los fideos, ñoquis y pastas rellenas como ravioles, sorrentinos y lasañas. Por otro lado, la pizza es un motivo de orgullo nacional y se caracteriza por su masa gruesa y abundante queso. Se la suele servir con una porción de fainá, masa similar a un pedazo de polenta asada.
Comida criollaEmpanadas argentinasLa cocina típicamente argentina (criolla) está bien representada por las empanadas, bocaditos de masa fina rellenos con carne, pollo, jamón y queso, etc. Otros platos típicos son el matambre (especie de arrollado de carne relleno con pimientos), el locro (rehogado de maíz y carne de cerdo) y la carbonada (ensopado de carne, legumbres y arroz).
Bebidas típicas
VinoVinho argentinoEn lo que se refiere a las bebidas, los vinos aparecen como una costumbre realmente popular. Por ese motivo, existen desde los económicos vinos de mesa (que incluso pueden venir en envases Tetra Brick) hasta aquellos que consagran el país como uno de los mejores productores del mundo. Se destaca el tinto Malbec, variedad insignia de la Argentina.
FernetFernet Branca con Coca-ColaPese a su origen italiano y a estar tradicionalmente asociado a la provincia argentina de Córdoba, el fernet es una de las bebidas favoritas en todo el país. Tiene un sabor naturalmente amargo y se consume de forma particular en la Argentina: con Coca-Cola y mucho hielo. El Fernet Branca, que posee la receta original italiana, es el más famoso.
MateChimarrão argentinoEl mate, hecho con una hierba verde que se toma como infusión, es la bebida más típica. Para prepararlo, se debe llenar 2/3 del recipiente con yerba, colocar el cilindro (bombilla) y luego derramar agua caliente hasta el borde formando una cobertura de espuma. Se lo puede beber con o sin azúcar. Lo más importante es convidar y compartir.
Dulces típicos
HeladoSorvete argentinoEl helado es el postre preferido de los argentinos, quienes son verdaderos especialistas y tienen opinión muy formada sobre cual es el mejor de la ciudad. Muchas heladerías mantienen una preparación artesanal, a la italiana. Ya sea en vasito o cucurucho (cono), es una opción infalible y aún más auténtica si el sabor elegido es dulce de leche o sambayón.
AlfajorAlfajor argentinoEl alfajor es un dulce tradicional y muy popular en la Argentina. Son dos discos redondos de masa, unidos de una forma que se asemeja a un yo-yo, rellenos generalmente con dulce de leche y envueltos en chocolate negro o blanco. Los más famosos son los alfajores Havanna, pero vale probar cualquiera del quiosco, todos deliciosos.
FacturasFacturas argentinas, medialunasEn el desayuno o en la merienda, no pueden faltar las facturas, nombre genérico dado a los croissants (medialunas), churros y otras variedades de panes dulces salidos directamente del horno de la panadería más cercana. Pueden estar rellenos con dulce de leche, crema o mermelada, tener cobertura de chocolate, entre otras variaciones.

¡Compartir!