Mi Buenos Aires Querido

Jorge Luis Borges

Jorge Luis Borges

Escritor (1899-1986)

Jorge Luis Borges es aclamado en todo el mundo como uno de los mejores escritores del siglo XX por la perfección de su lenguaje, la erudición de sus conocimientos, el realismo fantástico de sus ficciones, la universalidad de sus ideas y la belleza de su poesía. Su singular estilo literario parte de la interpretación de conceptos como tiempo, espacio, destino y realidad, dando vida a reflexiones filosóficas esenciales en intrigantes universos poblados por bibliotecas, laberintos y espejos.


Biografía de Jorge Luis Borges

«Que un individuo quiera despertar en otro individuo recuerdos que no pertenecieron más que a un tercero es una paradoja evidente. Ejecutar con despreocupación esa paradoja es la inocente voluntad de toda biografía.» (Fragmento del ensayo Evaristo Carriego, 1930)

Jorge Francisco Isidoro Luis Borges nació en Buenos Aires el 24 de agosto de 1899. Desde muy temprano, desarrolló afición por la lectura y fue adquiriendo una gran erudición por influencia familiar. Gracias a una abuela paterna inglesa, su alfabetización fue bilingüe. A los 4 años, ya sabía leer y escribir y a los 10 ya había escrito su primer relato y publicado en un periódico local la traducción al español de un cuento de Oscar Wilde.

Jorge Luis Borges JovenEn busca de un tratamiento para la progresiva ceguera de su padre, en 1914 la familia se instaló en Ginebra, Suiza, donde Jorge Luis Borges cursó el bachillerato. En 1919 se trasladó a España, donde entró en contacto con el movimiento ultraísta y colaboró con poemas y crítica literaria en diversas revistas. Dos años después, regresó a Buenos Aires y participó activamente de la vida cultural de la ciudad, fundando con otros importantes escritores la revista “Proa”. En 1923, lanzó su primer libro de poemas, “Fervor de Buenos Aires”. Tras varias publicaciones, la consagración llegó en 1935 con su primer libro de cuentos, “Historia Universal de la Infamia”.

Para garantizar su subsistencia, trabajó como bibliotecario en Buenos Aires de 1938 a 1946. Sin embargo, en ese último año Juan Domingo Perón asumió la presidencia de Argentina. Como Borges se oponía enérgicamente al peronismo, se sintió obligado a renunciar y pasó a trabajar durante varios años como profesor de literatura inglesa y como conferencista itinerante. Con la caída del régimen peronista en 1955, Jorge Luis Borges fue nombrado director de la Biblioteca Nacional.

Durante esos años, el escritor inauguró el universo fantástico de sus narrativas, incluyendo dos de sus libros de cuentos más reconocidos, “Ficciones” (1944) y “El Aleph” (1949). También escribió diversos libros en coautoría con el amigo Adolfo Bioy Casares y con varios otros colegas.

Borges y Maria KodamaDesde adolescente, Borges comenzó a padecer la misma enfermedad que su padre, sufriendo una pérdida casi completa de su visión en 1955. Siguió adelante dictando palabras, primero a su madre y luego a su alumna, asistente personal, amiga y finalmente esposa, María Kodama. Empezó a publicar libros bajo esa modalidad, sin nunca perder el oficio o la magia.

Borges recibió importantes distinciones de las más prestigiosas universidades y de varios gobiernos extranjeros, además de numerosos premios, entre ellos el Formentor, en 1961 (con Samuel Beckett), y el Miguel de Cervantes, en 1979. Por una u otra razón, el Premio Nobel siempre se le fue negado.

Jorge Luis Borges pasó sus últimos días viajando por el mundo al lado de María Kodama. Vino a fallecer el 14 de junio de 1986 en Ginebra, ciudad de su primera juventud, sin haber dejado hijos. La viuda de Borges es, desde entonces, la mayor divulgadora nacional e internacional de la obra del célebre escritor.

POEMA AUTORREFERENCIAL “BORGES y yo” (1960)


Obra de Jorge Luis Borges

Características

Borges es reconocido sobretodo por su rica producción de cuentos y poemas, pero además escribió ensayos y otros textos teóricos como prólogos, antologías, traducciones, cursos y conferencias. También publicó más de 30 libros en colaboración con diversos autores, especialmente con Adolfo Bioy Casares, muchas veces utilizando pseudónimos. No fue adepto a escribir novelas, ya que prefería concentrarse en lo esencial. Su obra fue traducida a más de 35 idiomas, llevada al cine y a la televisión y musicalizada por grandes nombres como Ástor Piazzolla.

Los relatos borgeanos se construyen en base a una serie de temáticas recurrentes, como filosofía y metafísica; sueños, realidad ilusoria y fantasía; orden y caos; causa y efecto; memoria y olvido; tiempo y espacio infinitos; instantes y eternidad; universos paralelos; vida y destino de los hombres; ego y álter ego; misterio, violencia y coraje; utilizando para ello metáforas como laberintos, espejos, bibliotecas, relojes de arena, brújulas, ríos, tigres, círculos, puñales, ajedrez. A la vez, su faceta más autóctona se aprecia en historias de valientes gauchos y en diversos poemas sobre su ciudad natal, Buenos Aires.

Sus influencias más notables provienen de la literatura europea antigua y clásica, representada por autores como William Shakespeare, Thomas De Quincey, Rudyard Kipling y Joseph Conrad, y de la filosofía representada por Fritz Mauthner, Baruch Spinoza y Arthur Schopenhauer, entre otros. Aunque Jorge Luis Borges se declaraba ateo, su literatura también utiliza elementos de la Biblia, de la Cábala judía, del budismo y de la tradición árabe-musulmana.

Cuentos

Historia universal de la infamia (1935), El jardín de senderos que se bifurcan (1941), Ficciones (1944), El Aleph (1949), La muerte y la brújula (1951), El informe de Brodie (1970), El libro de arena (1975), 25 de Agosto, 1983 (1983).

«[…] vi la circulación de mi oscura sangre, vi el engranaje del amor y la modificación de la muerte, vi el Aleph, desde todos los puntos, vi en el Aleph la tierra, y en la tierra otra vez el Aleph y en el Aleph la tierra, vi mi cara y mis vísceras, vi tu cara, y sentí vértigo y lloré, porque mis ojos habían visto ese objeto secreto y conjetural, cuyo nombre usurpan los hombres, pero que ningún hombre ha mirado: el inconcebible universo.» (Fragmento del cuento “El Aleph”, en “El Aleph”, 1949)

POESíA

Fervor de Buenos Aires (1923), Luna de enfrente (1925), Cuaderno San Martín (1929), Poemas (1923-1943), El hacedor (1960), Para las seis cuerdas (1967), El otro, el mismo (1969), Elogio de la sombra (1969), El oro de los tigres (1972), La rosa profunda (1975), La moneda de hierro (1976), Historia de la noche (1976), La cifra (1981), Los conjurados (1985).

«A mí se me hace cuento que empezó Buenos Aires: la juzgo tan eterna como el agua y como el aire.» (Fragmento del poema “Fundación Mítica de Buenos Aires”, en “Cuaderno San Martín”, 1929)

ENSAyOS

Inquisiciones (1925), El tamaño de mi esperanza (1926), El idioma de los argentinos (1928), Evaristo Carriego (1930), Discusión (1932), Historia de la eternidad (1936), Nueva refutación del tiempo (1947), Aspectos de la poesía gauchesca (1950), Otras inquisiciones (1952), El congreso (1971), Libro de sueños (1976), Nueve ensayos dantescos (1982).

«El tiempo es la sustancia de que estoy hecho. El tiempo es un río que me arrebata, pero yo soy el río; es un tigre que me destroza, pero yo soy el tigre; es un fuego que me consume, pero yo soy el fuego. El mundo, desgraciadamente, es real; yo, desgraciada­mente, soy Borges.» (Fragmento del ensayo “Nueva refutación del tiempo”, 1947).

ALGUnas Obras de otros géneros
  • Antología de la literatura fantástica (con Adolfo Bioy Casares y Silvina Ocampo, 1940)
  • Seis problemas para don Isidro Parodi (policial con Adolfo Bioy Casares, 1942)
  • El libro de los seres imaginarios (con Margarita Guerrero, 1968)
  • Buda (ensayo biográfico, con Alicia Jurado, 1976)
  • Borges oral (conferencias, 1980)
  • Siete noches (conferencias, 1980)
  • Atlas (diario de viaje, con fotografías de Maria Kodama, 1985)

Homenajes a Jorge Luis Borges

En Argentina

Es extensa la lista de lugares que evocan la memoria de Borges en Argentina, sobretodo en Buenos Aires, ciudad donde nació y donde vivió la mayor parte de su vida:

Fundación Internacional Jorge Luis Borges (Anchorena 1660, Recoleta, Ciudad de Buenos Aires) La fundación fue creada por María Kodama en 1988 para divulgar la obra de Borges. Incluye un museo con libros y otros objetos que le pertenecieron, además de honores y premios recibidos. La fundación queda al lado de la casa en la que Borges vivió entre 1938 y 1943.

Centro Cultural Borges (Viamonte 525, Centro, Ciudad de Buenos Aires) El CC Borges comparte un mismo elegante edificio con el centro comercial Galerías Pacífico, pero tiene entrada independiente. Más allá de que sea un centro cultural con atracciones variadas, rinde homenaje al célebre autor que le da nombre con una exposición permanente sobre su obra, el llamado “Espacio Borges”.

Busto en el Rosedal de Palermo (Av. Sarmiento y Av. Libertador, Bosques de Palermo, Ciudad de Buenos Aires) Desde 1996, una escultura del rostro de Borges elaborada por el artista Carlos Estévez forma parte del “Rincón de los poetas” del jardín Rosedal de Palermo.

Estatua en el Café La Biela (Quintana 596, Recoleta, Ciudad de Buenos Aires) La estatua de Jorge Luis Borges sentado en una mesa al lado de su amigo Adolfo Bioy Casares recrea una escena común cuando ambos vivían por estos alrededores y frecuentaban regularmente el tradicional café.

Estatua en la Biblioteca Nacional (Austria 2500, Recoleta, Ciudad de Buenos Aires) En el jardín externo de la biblioteca, fue inaugurada en 2013 una escultura de hierro en homenaje a Jorge Luis Borges, realizada por el artista Antonio Oriana.

Antigua Biblioteca Nacional (Mexico 564, San Telmo, Ciudad de Buenos Aires) De 1955 a 1973, ya casi ciego, Borges fue el director de la Biblioteca Nacional, cuya sede se ubicaba en este imponente edificio de San Telmo. Actualmente funciona en el lugar el Centro Nacional de la Música.

Casa en Palermo (Jorge Luis Borges 2135, Palermo Soho, Ciudad de Buenos Aires) De los 2 a los 15 anos, Borges vivió en la antigua dirección Serrano 2135, calle que hoy lleva su nombre. Aunque otra casa se haya construido en el terreno, en su fachada hay una placa recordando al escritor.

Casa en Retiro (Maipú 994, Centro, Ciudad de Buenos Aires) El sexto piso de este edificio céntrico fue la última residencia de Jorge Luis Borges en Buenos Aires. Su fachada hoy exhibe una placa recordatoria.

Casa Museo en Adrogué (Diagonal Brown 301, Adrogué, provincia de Buenos Aires) En esta pequeña casa del municipio de Adrogué, donde Borges pasó varios de sus veranos, empezó a funcionar en 2014 un museo gratuito con poemas, libros y entrevistas del escritor.

Laberintos en Mendoza y en Tigre  Como resultado de un antiguo sueño de sus realizadores, se creó en 2003 un gran jardín-laberinto diseñado por el inglés Randoll Coate en la estancia Los Álamos, en San Rafael, provincia de Mendoza. En su interior se encuentran muchos símbolos borgeanos y, en vista aérea, se puede leer el nombre de Borges duplicado como en un espejo. Existe una réplica del jardín en el municipio de Tigre, provincia de Buenos Aires, y otra Venecia, Italia.

EN EL exterior

Laberinto en Venecia, Italia Un laberinto idéntico al de Mendoza se creó en 2011 en la isla San Giorgio, en Venecia.

Cementerio de Plainpalais en Ginebra, Suiza  Borges fue enterrado en el mítico Cementerio de Plainpalais (Cementerio de los Reyes) en Ginebra, ciudad donde vivió de los 15 a los 20 años y donde eligió pasar sus últimos días.

Jardín del Arco del Ciego en Lisboa, Portugal En el jardín ubicado frente a la embajada argentina en Lisboa, fue inaugurado en 2008 un monumento creado por Federico Brook que incorpora de un lado un molde en bronce de la mano de Jorge Luis Borges y del otro el poema “Los Borges” (1960), en el que el escritor reconocía tener ascendencia portuguesa.


¡Compartir!