Mi Buenos Aires Querido

Zoo de Buenos Aires se convierte en ecoparque

zoo de buenos aires 2017 ecoparque


En junio del 2016, el gobierno porteño interrumpió la concesión privada del Zoo de Buenos Aires, estatizando el predio de 18 hectáreas ubicado en el corazón del barrio de Palermo. El objetivo fue iniciar un proceso de transformación del zoológico en un ecoparque, dando por finalizada una tradición de más de 140 años.

Aunque el cambio esté alineado a una tendencia internacional de zoológicos y acuarios más ecologicamente responsables, la transformación del Zoo de Buenos Aires es un caso inédito en el mundo, ya que será el primer zoológico en dejar de hospedar animales en forma permanente.

Los especímenes se irán trasladando a diferentes reservas o santuarios naturales, a menos que sacarlos del cautiverio implique un serio riesgo de vida. El lugar también va a funcionar como una clínica para atender a animales víctimas del tráfico ilegal, ayudando a recuperarlos y a liberarlos en sus hábitats naturales.

El ecoparque va a ofrecer al público actividades recreativas con la ayuda de elementos tecnológicos, buscando incentivar la concientización ambiental. Además, se van a organizar encuentros de ONGs y ferias de emprendedores que ofrezcan soluciones sustentables. La idea es forjar la creación de un “corredor ecológico”, vinculando el antiguo zoo con parques vecinos como el Jardín Botánico y los Bosques de Palermo (oficialmente denominado Parque 3 de Febrero), en un recorrido integral dedicado a la biodiversidad.

¿Cómo funciona actualmente el nuevo ecoparque?

El Zoo de Buenos Aires estuvo cerrado por algunos días tras la estatización, pero en julio del 2016 volvió a abrir sus portas como proyecto “Ecoparque Interactivo de Buenos Aires“, ya con menos animales en exhibición. Además, se incorporaron diversas novedades que estarán en el futuro ecoparque, como las experiencias de realidad virtual. Actualmente abre de miércoles a domingo, de 10h a 17h o hasta agotar el límite de 2.000 visitantes por día. El valor de la entrada es de 245 pesos, pero es gratuito para menores de 12 años inclusive, jubilados nacionales y personas con discapacidades físicas.

Durante el período de transición, el monto recaudado con las entradas será destinado en parte a la restauración de la estructura arquitectónica y a la alimentación de los ejemplares remanentes. Se estima que el proceso completo de transformación concluya en un periodo de seis años.

¿Qué pasó con los demás zoológicos de Buenos Aires?

Es importante aclarar que los demás zoos que se encuentran en las afueras de Buenos Aires, como Temaikén o el Zoo Luján, siguen funcionando normalmente. Temaikén es famoso por exhibir a los especímenes en amplios espacios abiertos, dando la sensación de que están sueltos. Por otro lado, el Zoo Luján permite un contacto bastante directo, incluyendo entrar en las jaulas, tocar a los animales y sacarse fotos con ellos.


¡Compartir!


¿Qué opinás de la transformación radical del Zoo de Buenos Aires? ¿Ya tuviste la oportunidad de visitar el nuevo ecoparque? ¡Contános en los comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *